Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
What to Upload to SlideShare
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

Share

La contemplación prueba su verdad en la predicación (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 5)

Download to read offline

Cuando Domingo llegó por primera vez a la región meridional de Francia fue muy consciente de que la violencia y los atropellos no eran camino para transmitir el Evangelio. Ante el panorama, en su corazón despertó la contemplación compasiva que llevaba dentro, y entendió que la cruzada no debía funcionar como si se tratara de una guerra para conquistar un territorio. Para actuar según el Evangelio, había que cambiar de actitud y de lógica. Era previo y necesario garantizar la comunión con Dios cuya presencia de amor a todos sostiene.

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

La contemplación prueba su verdad en la predicación (Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 5)

  1. 1. JUBILEO DE SANTO DOMINGO 2021 1 Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán Nº 5 La contemplación prueba su verdad en la predicación Cuando en 1198 Inocencio III asumió el gobierno de la cristiandad, fue una de sus mayores preocupaciones fue la situación en la región meridional de Francia por las herejías y desviaciones respecto a la fe cristiana. Por eso emprendió la tarea de erradicar esas heridas: “Casi todo el universo sabe cuánto ha trabajado la Iglesia, por medio de sus predicadores y de sus cruzados, para eliminar a los herejes y a las bandas de aventureros de la provincia de Narbona y regiones circunvecinas”. Aunque la misión se considerase “asunto de fe y de paz”, para llevar a cabo estas cruzadas la Iglesia contaba con medios coercitivos y con el poder de señores feudales que a veces eran crueles verdugos con los herejes. Cuando Domingo llegó por primera vez a esa región fue muy consciente de que la violencia y los atropellos no eran camino para transmitir el Evangelio. Ante el panorama, en su corazón despertó la contemplación compasiva que llevaba dentro, y entendió que la cruzada no debía funcionar como si se tratara de una guerra para conquistar un territorio. Para actuar según el Evangelio, había que cambiar de actitud y de lógica. Era previo y necesario garantizar la comunión con Dios cuya presencia de amor a todos sostiene. Y así en el 1206, antes de los frailes predicadores, Domingo inició una comunidad de hermanas contemplativas en Prulla, y esa comunidad fue como la tierra fértil donde brotó el carisma de la predicación. Fuera de clausura, en el mismo edificio que las hermanas, Domingo y sus primeros compañeros tenían su apartamento. Dominicas contemplativas y frailes predicadores, dos ramas inseparables del mismo tronco. La predicación supone la contemplación y la contemplación incluye también el apasionamiento misionero. Domingo de Guzmán y Catalina de Siena fueron totalmente contemplativo y activos sin límite. No deberíamos olvidar que nuestro carisma dominicano incluye las dos facetas inseparablemente unidas. Dominicas contemplativas y frailes predicadores tienen la misma inspiración carismática. Ellas y ellos hacen su profesión en manos del único Maestro General. 1. En Palencia Domingo manifestó su carácter contemplativo en la compasión; y en el Cabildo de Osma cultivó ese talante en un clima de oración y de silencio. El 1204 Domingo acompañó al obispo Diego de Acebes en una misión diplomática que debía realizar en Dinamarca. En el viaje tuvieron que hacer parada en el sur de Francia. Según el Beato Jordán de Sajonia que conoció bien a Santo Domingo y estaba bien informado
  2. 2. JUBILEO DE SANTO DOMINGO 2021 2 de sus andanzas, “en cuanto Domingo advirtió que los habitantes del país habían caído en la herejía, llenóse de gran compasión su pecho misericordioso, considerando las innumerables almas que vivían miserablemente engañadas. La misma noche en que llegaron a la ciudad de Toulouse, mantuvo una larga discusión con el hospedero hombre hereje, y habló con tal fuerza de persuasión y calor que no pudiendo aquel resistir al espíritu y sabiduría con que hablaba, le redujo a la fe por la misericordia de Dios”. El encuentro debió ser tan intenso que cambió la vida de los dos. El hospedero recuperó la verdadera fe y Domingo dio un paso adelante; ya no volvió a Osma. Su mirada contemplativa y compasiva maduraba en celo apostólico. 2. Domingo mantiene este clima contemplativo con la frecuente oración. “compartía el día con el prójimo y de noche con Dios”; predicador itinerante y orante piadoso. Uno de los testigos de canonización cuenta que Domingo no tenía celda propia para descansar: “su lecho era la iglesia donde permanecía en oración”. Los nueve modos de orar de Santo Domingo muestran al hombre que mirando al Crucifijo se entrega totalmente, con alma y cuerpo, a los demás. Vive un clima de contemplación como predicador itinerante, cuando estudia y en momentos de intensa oración donde ese clima contemplativo se aviva trayendo los problemas, alegrías y tristezas de las personas que ha encontrado como predicador. 3.Tomás de Aquino plasmó esa predicación desde un clima contemplativo, con el lema: “contemplata aliis tradere”. Frecuentemente se interpreta: los dominicos deben estudiar, llenar su vaso, para dar a los demás el fruto de su investigación. Eso es reducir la visión de Santo Tomás y el espíritu de Santo Domingo. La contemplación supone una mirada teologal sobre las personas y los acontecimientos, un clima de vida que abarca cuerpo y alma, inteligencia y afectividad. En la vida de comunidad el dominico debe proceder con esa mirada contemplativa y debe actualizar ese talante cuando estudia, reza y predica. Celebremos este carisma en Domingo de Guzmán, Catalina de Siena, Tomás de Aquino, Rosa de Lima, Martín de Porres … No tanto como glorias de nuestro pasado cuanto Palabra de Dios para nuestro presente. &&&&&&&&&&&&&&&&&

Cuando Domingo llegó por primera vez a la región meridional de Francia fue muy consciente de que la violencia y los atropellos no eran camino para transmitir el Evangelio. Ante el panorama, en su corazón despertó la contemplación compasiva que llevaba dentro, y entendió que la cruzada no debía funcionar como si se tratara de una guerra para conquistar un territorio. Para actuar según el Evangelio, había que cambiar de actitud y de lógica. Era previo y necesario garantizar la comunión con Dios cuya presencia de amor a todos sostiene.

Views

Total views

849

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

816

Actions

Downloads

4

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×